20.8.12

Te siento… no es necesario voltear atrás. Sé que en este lugar tan aparentemente solitario vendrás a buscarme. Te necesito. Me necesitas. Y aunque sea por solo unos minutos fundiremos nuestros cuerpos, perderemos la noción del tiempo, alcanzaremos el nirvana como cada vez que tenemos la dicha de sentirnos. Al final de nuestra unión regresaremos a nuestra vida normal, a la rutina. Nuestros cuerpos se desenlazaran, pero este hilo invisible que une nuestros corazones jamás se romperá.




No hay comentarios: